Qué es y cuáles son los beneficios de la inclusión digital.

La inclusión digital consiste en libre aprovechamiento, uso y explotación al máximo de las tecnologías de la información y comunicación (Tic´s) para beneficio y aprendizaje de la sociedad. Las consecuencias de la apertura y libre acceso de estas tecnologías pueden impactar positivamente en el nacimiento y crecimiento de empresas formadas principalmente por profesionistas de diversas disciplinas dedicados a la solución de problemas públicos o del sector privado mediante la adecuada aplicación de las tic´s, modelos de negocio y estrategias de mercado.
Un ejemplo es el correo electrónico, éste permite la comunicación casi instantánea entre una o varias personas. Esta solución práctica, sencilla y altamente benéfica para la humanidad elimina por completo la necesidad de utilizar el correo convencional el cual conlleva tiempos de entrega de días o semanas en el mejor de los casos. La habilitación y libre uso del correo electrónico también representa la creación de empresas y empleos, así como la base tecnológica y científica que posibilita el surgimiento y escalamiento de otras tecnologías e industrias como la mercadotecnia digital y las redes sociales.
Para que las economías sean beneficiadas por los procesos de la inclusión digital requieren de contextos sociales, culturales y económicos peculiares, aspecto identificable en la historia de empresas como Apple, Facebook, Space X, Paypal, Tesla.
Generar estrategias de inclusión y economía digital no es tarea simple, se necesitan acuerdos a nivel local, estatal, nacional e internacional en materia de política pública que tengan como principal objetivo la adopción y promoción de las tics por el gobierno, administraciones públicas, universidades, escuelas, centros de investigación, iniciativa privada y principalmente por ciudadanos.
En este sentido, la democracia, rendición de cuentas y transparencia son políticas elementales para que los gobiernos puedan implementar programas de emprendimiento rentables, dirigidos a empresas y personas cuyo principal objetivo sea la innovación para solucionar problemas a través de productos o servicios con base en tecnologías de internet. Sin estas políticas dentro de los programas de emprendimiento la participación de empresas y personas que pretendan desarrollar productos nuevos o servicios innovadores se verán desplazadas o excluidas debido a la falta de certeza y confianza en la asignación de recursos.
En conclusión, para que la economía digital en el país pueda desarrollarse y producir mayor riqueza requiere de un enfoque integral en cuanto a políticas públicas, por un lado la solidez de la democracia y transparencia puede asegurar el aprovechamiento de recursos a emprendedores con propuestas tecnológicas de alto impacto. Por otro, la difusión, profesionalización y aprendizaje de las tic´s a través de su inserción en programas educativos de escuelas primarias, secundarias y preparatorias también se considera como elemental no sólo para impulsar la economía, sino para el empoderamiento de los sectores más vulnerables de la sociedad.
.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *